09:17 h. Sábado, 19 de Agosto de 2017

Crónica capuchina

LA VARIACIÓN DEL TIEMPO EN LA REGIÓN DE MURCIA, Y EN TODO EL MUNDO, SE DEBE AL CALENTAMIENTO GLOBAL QUE SE PRESENTA COMO ALGO MUY PROBLEMÁTICO EN EL PRESENTE Y EL FUTURO YA QUE PODRÍA TENER GRAVES CONSECUENCIAS.

EL CAMBIO CLIMÁTICO EN MURCIA

capuchinos1.opennemas.com  |  18 de Octubre de 2015 (20:38 h.)
Más acciones:

En Murcia, las elevadas temperaturas y la escasez de lluvia dificultan  que se dé una agricultura de regadío. Esto provoca que se consuma más agua de la disponible en la Región. Las precipitaciones son escasas, y encima cuando llueve lo hace de forma torrencial, y como las calles no están preparadas para esto, se desperdicia gran cantidad de agua, inundándose estas y echándose a perder grandes cantidades de agua. La anteriormente llamada Huerta de Europa, sufre que la gran precipitación de agua de una sola vez hace que los cultivos se echen a perder, creando grandes consecuencias, tanto económicos como agrícolas.

El calor extremo de este verano ha subido la temperatura del agua del mar tres grados por encima de la media y esto ha generado más vapor de agua en la atmósfera aumentando así el riesgo de gota fría a la espera de que las corrientes de aire frío en altura tengan el efecto detonador y enciendan las tormentas, que son especialmente intensas por su capacidad para descargar enormes cantidades de agua en un periodo de tiempo muy corto.

El calentamiento global perjudicará especialmente a los que vivimos en la cuenca mediterránea. La tendencia de aumento de las temperaturas proyectada hasta el año 2100 muestra una alarmante perspectiva con un aumento previsto de entre 5 y 8 grados que podría her catastrófico para la sociedad y la naturaleza. Las precipitaciones caerán entre un 10% y un 20% entre los meses de diciembre y febrero, siendo las sequias más frecuentes y duraderas. La reducción de lluvias disminuirá las reservas de agua y esto unido al aumento de la población supondrá una mayor demanda de agua y por tanto, grandes problemas y dificultades.Todo esto traerá daños en la costa, el nivel del mar subirá y aumentara la salinización reduciendo así los recursos de agua potable en las zonas costeras, lo que supondrá un coste socioeconómico.La agricultura también se verá perjudicada porque bajara la producción de cultivos y subirá su consumo de agua.Aumentaran también las enfermedades transmitidas por el agua, que estará más contaminada, afectando gravemente al nivel de salud general de la población. Los ecosistemas y la biodiversidad se verán también afectados en cuanto a la extinción de especies que tanto admiramos y apreciamos.Por último, cabe destacar el crecimiento de la frecuencia de los incendios, destruyendo los paisajes mas bonitos de nuestro país y sumando a la deforestación actual.

En conclusión, un panorama desolador que debería hacernos a todos conscientes de la necesidad de cuidar el medio ambiente para impedir que haya un día cuando estas predicciones se convertirán en realidades.