07:46 h. Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Crónica capuchina

El éxodo sirio

La masiva llegada de refugiados continúa, poniendo en jaque a la Unión Europea y haciendo dudar de los valores que desde su creación ha promovido.

capuchinos1.opennemas.com  |  21 de Octubre de 2015 (12:04 h.)
Más acciones:

La Unión Europea se encuentra en un punto de inflexión dentro de su corta historia. La masiva y constante llegada de nuevos refugiados pone en duda los valores y principios que sostenían Europa. En Alemania, la canciller Angela Merkel lucha contra las críticas formadas en sus propias filas, que exigen un inmediato cierre de fronteras; no obstante, la canciller alemana mantiene su postura respecto a la situación actual: "Un cierre de fronteras en el siglo XXI, el de Internet, es una ilusión". Sin embargo, debido a estas quejas, se ha realizado un paquete de medidas que cambia drásticamente la situación de los refugiados.

Aa partir de ahora, además de proporcionar alojamiento, bienes y comida a los refugiados, se les proporcionará un bono para obtener sus bienes que necesiten, en vez de los 143€ al mes que recibían anteriormente. No obstante, la canciller alemana desea crear zonas de tránsito en la frontera donde alojar a recién llegados que por diferentes motivos no puedan obtener asilo político. Sin embargo, sus socios del gobierno socialdemócratas rechazan la idea.

Aunque la Unión Europea ha ofrecido a Turquía la cantidad de 3.000 millones de euros para controlar el flujo de llegadas de refugiados a su país, eso no evita que en lo que se lleva de año se hayan registrado más de 710.000 entradas irregulares en la UE. Sin embargo, el gobierno turco desea sacar provecho de la situación actual, puesto que, además del dinero entregado, exige a la UE: la liberalización de los visados, previstos para 2017, pero que podrían adelantarse a 2016; además, han pedido que se continúe el proceso de adhesión de Turquía a la UE. Tanto países como Francia o Alemania, entre otros, alertan que es peligroso arriesgarse a producir problemas políticos con el pretexto de la ayuda de Turquía.

Mientras tanto, miles de refugiados y familias intentan llegar a países como Alemania o Grecia mediante cualquier medio, aunque eso les suponga la muerte. Y así, todos los días, a través del mar los refugiados intentan alcanzar su meta, muchas veces con un desafortunado desenlace, puesto que las pateras y barcos de madera no son capaces de resistir  las aguas agitadas, y menos cuando la cantidad de pasajeros que suele llevar es inmensa. Uno de los últimos casos ha sido el del fallecimiento de 12 refugiados en aguas turcas mientras intentaban llegar a Grecia.

Sin lugar a dudas, Europa se encuentra en un punto de inflexión que seguramente tenga repercusiones futuras. Tanto si sigue adoptando la postura de acogida de refugiados como si decide cerrar sus fronteras, el resto de países del mundo actuarán en consecuencia a lo que hoy se decida. Gracias a Internet, hoy en día  los medios de comunicación permiten conocer cualquier situación relevante que suceda en cualquier localización geográfica del planeta de forma casi inmediata, y es imposible ocultarse de la opinión pública.