04:07 h. Sábado, 26 de Mayo de 2018

Crónica capuchina

Una difícil elección

Nos acercamos a la recta final del curso en la cual los alumnos de Secundaria y Bachiller deben elegir las optativas que darán el curso que viene.

capuchinos1.opennemas.com  |  19 de Abril de 2018 (21:58 h.)
Más acciones:

Nuestras reporteras entrevistando a una de las orientadoras del colegio.
Nuestras reporteras entrevistando a una de las orientadoras del colegio.

Y por fin llega ese momento en el que, por lo menos en Secundaria y bachiller, tenemos que elegir las optativas del año que viene. Todos los alumnos nos preguntamos qué va a pasar si elijo esto, y nunca estamos seguros. 

La verdad es que en la elección de primero a segundo de la ESO no es tan difícil, solamente hay que tomar la decisión de si quieres  continuar dando francés o no, las de segundo a tercero son más o menos lo mismo, continuar con francés o dar algo nuevo como: audiovisuales, empresariales o cultura clásica. 

La elección se pone más difícil de tercero a cuarto cuando ya tienes que ir eligiendo por qué rama quieres ir, si quieres ciencias: biología, física y química…o si te decantas por las letras: economía o latín. En este caso hay que guiarse por lo que uno quiere ejercer en su vida, si no estás seguro es aconsejable que vayas por la rama de las ciencias, ya que es la que más puertas te abre de cara al futuro y si al final te decantas por una carrera que requiera estudiar letras, siempre puedes volver a darlas en bachiller. En segundo lugar, tendrás que elegir entre las optativas secundarias, como música, francés...

La elección de cuarto a bachiller es en la que más decidido has de estar, actualmente hay tres bachilleratos: el bachiller de salud, para medicina o psicología; el de humanidades, para las filologías: inglesa, francesa...y por último el bachillerato de ciencias sociales, para económicas o magisterio. A parte de esta elección tienes las demás optativas secundarias.

No os preocupéis por si elegís algo que no os gusta, todo tiene solución, si te equivocas, al año siguiente puedes elegir otra cosa y si no también puedes decidir ponerte al día en verano.  Lo que nunca debes hacer es guiarte por lo que escojan tus amigos o amigas porque, al fin y al cabo, el o la que en un futuro tendrá que estudiar una carrera eres tú y si lo que haces no te gusta, va a ser tarea difícil. Guíate siempre por tu corazón y por lo que tú quieras hacer y ejercer en un futuro.