22:47 h. Viernes, 17 de Agosto de 2018

Crónica capuchina

Santa del mes: Santa Clara de Asís.

Ya que en una edición anterior se publicó la vida de San Francisco de Asís ahora le toca el turno a su contemporánea y compañera en la fe, Santa Clara.
capuchinos1.opennemas.com  |  06 de Junio de 2018 (12:58 h.)
Más acciones:

Santa Clara de Asís
Santa Clara de Asís

Clara nació en Asís en 1194, el 16 de julio, en el seno de una familia noble. Tuvo cuatro hermanos. Su madre fue muy cristiana y cuenta la tradición que antes de nacer Clara, el Señor le reveló en oración que la alumbraría de una brillante luz que habría de iluminar al mundo entero, y fue por eso que la niña recibió en el bautismo el nombre de Clara, el cual encierra dos significados, resplandeciente y célebre.

 

Clara oyó predicar a Francisco de Asís en la iglesia de San Rufino y comprendió que el modo de vida observado por el Santo era el que a ella le señalaba el Señor. Con San Francisco fundó la segunda orden franciscana o de hermanas clarisas, para mujeres. Se estableció con la ayuda del Santo en el convento de San Damián, allí germinó y se desenvolvió la vida de oración, de trabajo, de pobreza y de alegría, virtudes del carisma franciscano. Por esa fecha el estilo de vida de Clara y sus hermanas llamó fuertemente la atención y el movimiento creció rápidamente. La condición requerida para admitir una postulante en San Damián era: repartir entre los pobres todos los bienes.

 

Los medios de vida de las monjas eran el trabajo y la limosna.

 

Clara fue la primera y única mujer en escribir una regla de vida religiosa para mujeres. En su contenido y en su estructura se aleja de las tradicionales reglas monásticas.

 

Murió el 11 de agosto (en esta fecha se celebra su onomástica) de ella se dijo: «Clara de nombre, clara en la vida y clarísima en la muerte».

 

Fue canonizada un año después de su fallecimiento, por el papa Alejandro IV.

 

Sus restos mortales descansan en la cripta de la Basílica de santa Clara de Asís.